El cuidado de las camas en un geriatrico

Por desgracia hay muchas personas que deben depender de sitios como los geriátricos para poder dejar a sus padres, cuando ya son mayores y disponen de alguna dependencia deben estar bien atendidos y claro con el trabajo la casa y los hijos es imposible muchas veces poder prestarles todo el tiempo que se quisiera. Quizás para muchos sea una postura egoísta, pero claro hay que darse cuenta que los tiempos en los que vivimos desde luego no son fáciles y que para tirar hacia delante hay que trabajar muy duro, para poder sobrellevar muchas de las situaciones complicadas a las que nos debemos enfrentar. Sin lugar a dudas debo decir que en los geriátricos hacen una labor encomiable, ya que la gente que trabaja en ellos se vuelca completamente en el cuidado de nuestros mayores, sin ellos a los hijos nos sería imposible poder lidiar con todo, así que son muchas las gracias que les debemos dar cada día.

Yo hablo desde luego desde lo que yo conozco y sé que hay personas que aman este trabajo y que se dedican en cuerpo y alma a ellos, hay muchas personas mayores que no pueden estar mucho tiempo de pie, o que no pueden estar levantadas, alguna dolencia no les deja hacer su vida normal, para ello habilitan camas en las que pueden dormir, hay geriátricos a los que se pueden llevar a nuestros mayores de día o dejarlos alguna que otra noche o incluso internos ya depende de casa situación, así que es bueno que sepamos cómo funcionan y sobre todo como cuidan las camas en las que duermen. A mí desde luego es una cosa que me interesaba mucho ya que cuando tú madre o padre no controla bien los esfínteres te das cuenta que la cama la pueden mojar en cualquier momento, por ello es importante saber que pasos siguen para que la cama siempre esté seca.

En primer lugar, con personas mayores lo recomendable es cambiar las sábanas todos los días, para ello hay que disponer de un buen arsenal, que mejor que conseguirlas de un buen fabricante y distribuidor como resuntex.es unas sábanas de calidad y sobre todo de algodón ya sabemos que las pieles de nuestros mayores es ahora más sensible. Hay que proteger el colchón así que la mejor manera es con el uso de empapadores ya que gracias ellos cualquier pérdida estará cubierta. Desde luego de esta manera se aseguran y nos aseguramos de que nuestros mayores están en buenas manos.