Todo está borroso

Muchas personas no distinguen alguna persona u objeto a la distancia, se frotan los ojos como tratando de aclarar la visión, como si tuvieran alguna capa que estuviera perturbando poder enfocar. Solo al acercarse es que se puede ver con claridad lo que se trataba de ver a lo lejos.

Algunos atribuyen este evento a que están cansados o que la luz solar no les permite ver bien por el reflejo o alguna otra causa en particular.

Aceptar que se puede estar tenido algún problema de visión a veces es difícil de asimilar. Para poder superar cada etapa de la vida, lo mejor es pensar que se puede presentar inevitablemente al ir avanzando en edad, así estará preparada, sobretodo psicológicamente.

En este caso al no poder enfocar bien algo a lo lejos se podría estar en presencia de un problema de la visión conocido como la miopíaEn este caso la imagen se forma delante de la retina debido a que el ojo es más largo de lo normal, o porque el cristalino o la córnea, o en algunos casos ambos son muy potentes y no permite que se pueda enfocar.

Existen correctivos visuales

Se han realizado estudios que demuestran que la población que sufre de problemas de visión es cada vez mayor. Esta cifra va en aumento cada año.

Aunque el factor de la genética es la causa principal de la miopía otros factores como: el avance de la tecnología, el uso de pantallas de computadoras, dispositivos móviles, algunos con pantallas pequeñas, el exceso de uso de luz artificial, hacen que se tenga que forzar más la vista para poder leer lo que se tiene enfrente.

El uso excesivo de todos estos dispositivos influye considerablemente en la aparición de la miopía. En el mundo moderno de hoy, casi obliga a que se tenga por lo menos una computadora, cualquiera que sea el dispositivo, hay que administrar su uso.

Afortunadamente para controlar este problema, uno de los tratamientos es el uso de anteojos. Aunque se debe hace un examen periódico para confirmar el avance o no de este problema, al momento de elegir los anteojos se presentan una gran variedad en tamaños, colores, modelos que se adaptan a cada persona.

Otros modelos son los llamados de contacto, que son otra alternativa para los que no les gusta la idea de lucir un par de anteojos. De igual el médico especialista dará sus recomendaciones en cada caso particular.