Cómo iniciar la educación por proyectos en primaria

educacion niños

Introducir la educación por proyectos en las aulas supone que los alumnos puedan poner en práctica sus conocimientos de manera autónoma, ser capaces de auto involucrarse en el aprendizaje y no ser agentes pasivos.

Trabajar por proyectos sin duda se ha puesto tan de moda como Rosalía, sin embargo no se trata de una teoría moderna sino de una mejora. Una de las primeras impulsoras de este tipo de educación fue María Montessori (1870-1952).

Montessori apostaba por un método educativo que pusiese énfasis en una actividad dirigida por el niño pero guiada por el tutor. Según esta teoría los profesore serían los encargados de adaptar el entorno de aprendizaje a las necesidades de desarrollo  del niño.

Dejando al niño explorar activamente pretendemos  liberar el potencial de cada niño en vez de “encorsetarlo” dentro  de los parámetros de la educación estándar.

Con el cambio tan vertiginoso que sufre la sociedad en la actualidad (tecnologías, cambio de las estructuras familiares, las formas de relacionarse) la educación también se ha visto obligada a buscar nuevos métodos, nuevas estrategias y nuevas vías para conseguir que los niños se interesen por el aprendizaje.

En las clases de educación alternativa los niños aprenden por propia curiosidad y no como una “imposición” , un deber de “acabar el tema que está dentro del temario”. Los niños adquirirán sus conocimientos como una parte de sus investigaciones en el aula, las cuales surgen de la curiosidad de los niños, de cualquier acontecimiento en el aula o como una propuesta del profesor.

Muchos centros escolares se han rendido a las ventajas de esta metodología, pero sin embargo a los primerizos les invaden dudas sobre cómo abordarla, sobre todo con los niños más pequeños en Educación Infantil.

Cuando no conocemos la metodología o no hemos trabajado con ella aún y vamos a hacerlo es muy normal que nos asalte la duda de… ¿Cómo puede nacer de los niños aprender de un tema en concreto? o más bien, ¿Cómo consigue el maestro llegar a ese punto con su grupo?

Dejan de preguntarse ¿cómo nace de los niños el querer aprender sobre un tema en concreto? Y sobre todo, aunque sea así… ¿Cómo el maestro llega a ese punto con su grupo-clase? Esto, es precisamente, el arranque de lo que llamamos un proyecto.

 

Te contamos cómo conseguirlo:

1- Busca sus preferencias

Que los niños  sean pequeños no significa que no las tengan,  de hecho se trata de una de las características de esta etapa. Llevados por su curiosidad les hemos visto mil  veces explorar su entorno  de forma autónoma.

2- Utiliza el juego

A través del juego los niños aprenden sin darse cuenta, disfrutan manipulando, experimentando con su entorno a su antojo, enumerando o clasificando objetos.

Además los niños suelen acompañar sus juegos con diálogos, comentarios  o explicaciones. Esto hace que mientras desarrollan su lenguaje también van volviendo su uso más adecuado, con lo cual construyen antes su pensamiento comprendiendo mejor la realidad.

3- Crea / Busca una propuesta interesante

Te presentamos un par de opciones gracias a las cuales podrás “provocar” que surjan temas interesantes en el proyecto.

La lluvia de ideas: En mitad de la clase podremos preguntar a nuestro grupo de alumnos sobre lo que les  gustaría aprender y apuntar todas sus sugerencias en una pizarra. Cuanto más trabajen por proyectos más participarán ya que sabrán que todo lo que van a aprender depende de ellos.

Lectura de un cuento: Normalmente los  cuentos traen historias que despiertan en los niños inquietudes, preguntas o dudas. Un ejemplo de proyecto es que el protagonista del cuento sea un animal de granja y se empiece a investigar sobre este, o uno extinto.

Una excursión: Cualquier visita que hayan hecho los alumnos, incluso las de fuera del horario (que hayan ido con sus padres y lo comenten al volver el lunes a clase)se puede convertir en el detonante de una nueva investigación.

Al iniciar el curso: Normalmente las clases de Educación Primaria suelen “adoptar” el nombre de una mascota, este puede ser el primer tema por el que empiecen a indagar.

Situaciones concretas o fechas: Averiguar por qué la Navidad se  celebra, por qué es famoso el 12 de octubre o  si un compañero  suyo se fue de viaje a algún sitio especial averiguar sobre la  cultura de este.

4- Que sea una elección democrática

Todo lo que haya surgido durante la lluvia de ideas, las conversaciones y propuestas tendremos que anotarlo en una agenda y en orden. Una vez apuntados unos cuantos temas se votará por el que quiere la mayoría empezar.

Te recomendamos que cada niño se vaya levantando hacia la pizarra y ponga un palito al lado del tema que quiere elegir (así evitaremos que levanten la mano para varias votaciones).

5- Usa apoyos visuales

Cuando usamos la educación por proyectos, sobre todo en edades tan tempranas es mejor  acompañar todos los contenidos con dibujos. 

Una vez elegido el tema ya solamente queda empezar a investigar sobre él.