La Enfermedad de Lyme ¿Es contagiosa?

Por lo general, existen dudas acerca de la forma de contagio de la enfermedad de Lyme, muchas personas e inclusive muchos países, se toman a la ligera esta bacteria, aun conociendo que en la fase terciaria puede generar daño al organismo de un ser humano o animal.

Y es que, en sí, este microorganismo no se transmite por un simple contacto, pero sí se deben tomar en cuenta muchos aspectos. Por esto, a continuación, te damos más detalles sobre la transmisión y el contagio de esta enfermedad.

La Enfermedad de Lyme, es transmitida durante la gestación

Lyme no es tomada en serio por un pequeño porcentaje de la población a nivel mundial, principalmente los que habitan en entornos rurales, ya que para ellos es normal habitar con variadas especies de insectos, arácnidos, entre otros.

Para otras personas, como es el caso de mujeres en estado de gestación, surgen inquietudes de las que se originan preguntas como ¿es posible que se pueda transmitir una bacteria o virus a mi hijo durante la gestación?

Y es que, para responder a esa pregunta relacionándola con la enfermedad de Lyme, la respuesta es no.

Eso sí ten presente que, si bien existen muchos estudios concernientes a esta situación con la bacteria y el feto en gestación, pero si se conoce que existe algún porcentaje de peligro, de que pueda ser transferida al niño durante su desarrollo en el útero.

Además, esta posibilidad de transferencia, depende directamente de los anticuerpos que produzca el bebé y la gestante, y también del oportuno tratamiento con antibióticos que se le administre a la fémina.

Por otro lado, mientras la bacteria este en el sistema interno, siempre existirá el riesgo de traspaso y el peligro de que se creen complicaciones para la madre y obviamente para el niño también, ya que su salud dependerá de las condiciones de la futura mamá.

Transmisión de Lyme por convivencia

No cabe duda de que esta enfermedad no va a pasar a otra persona por un abrazo o un apretón de manos, ya que el microorganismo requiere de un medio de transporte líquido para poder trasladarse, y a parte este se encuentra alojado dentro del organismo.

Además, tampoco se ha comprobado que se efectúe la transmisión por medio de un beso y mucho menos va a existir un contagio por estar sentado al lado del portador o viviendo bajo del mismo.

Así que, partiendo de todo lo anterior, queda claro que la enfermedad de lyme, no es de fácil contagio, no se puede traspasar sólo por convivir con una persona que tenga la afección en cualquiera de sus etapas.

Lo que sí es muy recomendable y está certificado por la asociación pacientes lyme  es que para evitar infectarse, se deben tomar las precauciones necesarias para no ser víctima de la picadura de la garrapata.