Tratamiento para un esguince de tobillo

No son pocas las personas las que se están sumando a practicar algo de deporte. Un deporte que no tiene que ver solo con todo lo relacionado con la estética sino también con todo lo relacionado con la salud.

Pero claro, como no puede ser de otro modo cuando hablamos de deporte, las lesiones llegan lo queramos o no. Y dentro de las lesiones las que tienen que ver con los esguinces de tobillo son unas de las más frecuentes. Por ello, llegado el caso lo mejor que se puede es tratarla con un buen fisio valdepeñas.

Cómo proceder para tratar un esguince de tobillo

Como ya hemos comentado hace tan solo unos momentos el esguince de tobillo es una de las lesiones más frecuentes dentro del mundo del deporte. Pues bien, aunque hay que tener en cuenta que no hay dos tobillos iguales y que cada lesión hay que abordarla de una manera única, lo cierto es que sí que hay algunas pautas que se pueden seguir desde un punto de vista general para comenzar su tratamiento.

  • Aplicar hielo en la zona afectada. Si por algo se caracteriza el esguince de tobillo es por tener siempre una inflamación asociada. Pues bien, para reducir en la medida de lo posible esa inflamación pocas cosas puede haber más efectivas que la aplicación de hielo. Una manera sencilla y muy rápida de iniciar este tratamiento.
  • Vendaje compresivo. Dentro del mundo de las lesiones los vendajes suelen ser siempre unos de los mayores aliados con los que nos podemos encontrar. Pues bien, el caso de los esguinces de tobillo no es una excepción y podemos asegurar que un vendaje de tipo compresivo es una herramienta realmente buena para comenzar a tratarlo. Gracias a él no solo vamos a poder evitar movimientos que puedan resultar bruscos sino que también, sobre todo en aquellos deportistas de élite, vamos a permitir practicar algo de deporte sin dolor.
  • Masajes en la zona del tobillo. Pero claro, si hemos dicho que los vendajes son importantes, no lo son menos los masajes. Un buen masaje, y en cuestión de horas, tiene una gran cantidad de beneficios. Entre ellos podemos mencionar aquellos que tienen que ver con la reducción de la inflamación, con la reducción del dolor y por supuesto con el aumento de la movilidad del mismo. Una tercera acción que da por finalizado un completo tratamiento para el esguince de tobillo.